miércoles, 8 de abril de 2009

Pensamientos...

...palabras, actos, deber, sentimiento, la vida en sociedad esta llena de prejuicios y aunque se catalogue como sociedad nueva, moderna y cualquier otro calificativo que se adjudique, en realidad aun permanecen en ella sus viejos prejuicios. Donde aun el pensamiento de hacer una locura por razones sentimentales, una huida, el deslinde de poderes, lujos; tomar un camino desconocido, donde no se sabe si habrá futuro es algo elocuente, inaceptable en sociedad.
Es obvio que si hay cambios, pero aun así muchas cosas son mal vistas, sobre todo con la aceptación de la independencia femenina, la misma mujer es la que peor juzga estos actos.
Y aunque es inevitable pensar en que es algo aceptable, dado a la fuerte influencia social; esto mismo nos es sumamente atractivo, pero a su vez nos vemos limitados por lo impuesto por siglos y nuevos pensares.
En algunos casos, se es obligado por la vida misma, consecuencias, actos el despojarse de todo, de sus sueños, anhelos, ideas, metas, etc. Desde mi punto de vista, hay que hacer en vida todo aquello que deseamos hacer, sea bueno, malo o quizá irrelevante para los demás; la percepción de los demás no debemos de ignorarla del todo, pero tampoco hay que considerarla del todo. Como dicen, hay que tomar lo bueno y lo malo de las palabras de la gente. Hay tan pocos momentos que nos da la vida para poder desplayarnos a nuestro gusto y placer; que vivir esta vida misma y única de manera cauta, sin reveldia, acatada en su totalidad por sus normas para cumplir con lo que dicta la sociedad, es decir limitada de nuestros impulsos esenciales de nuestro espíritu vigoroso y soñador, es algo verdaderamente inútil. Es entonces ahí, donde el libre albedrío no tendría su función en si y nuestra naturaleza humana se vería burlada por nosotros mismos.
Quizá dirán, no se puede vivir completamente en libertades e irresponsabilidades, y si es verdad; pero tampoco la vida existe con objeto de que nos aboquemos siempre a una vida recatada, sin emoción, sin posibilidades de alcanzar lo que deseamos y de hacer posible el sueño tan anhelado. De ser así, seria una vida bastante fría, donde la sensatez vencería al sentimiento.
Podrían catalogarme como idealista y quizá dentro de mi idealismo ahí permanezca siempre, pero se que se puede convinar el poder alcanzar metas sin tener que renunciar a sueños.

1 comentario:

°°Elizabeth°° dijo...

Pasa por mi blog, te he invitado a hacer un meme.