miércoles, 19 de septiembre de 2007

Lluvia en mi ventana





















Dime cómo pago

mi pundonor deseo,

éste que infeliz poseo

y al condenado arrepego.


Decidir qué hacer

tiempo en vano es,

conclusión alguna tengo

al paso del tiempo.


Sigo igual que ayer,

perdida en el camino

que hay que recorrer.

1 comentario:

Pequeña Saltamontes dijo...

Mujer... ya no estés triste.

No... ¿sabes qué?

Sí, está triste. Llora, patea, avienta cosas.

Sácalo. Déjalo salir. Déjalo ir.

Sé lo fácil que suena. He estado ahí y sé lo difícil que es.

Pero es posible.

Anímate y espero que te llegue pronto la resignación.